La Escuela de Viticultores de Bodegas Riojanas aborda la incidencia del cambio climático en las plagas y enfermedades de la vid.

La Escuela de Viticultores de Bodegas Riojanas ha abordado en su segunda jornada un tema de tanta actualidad en la viticultura actual como el cambio climático y la forma en que afecta a las plagas y enfermedades de la vid en Rioja. El Dr. Ingeniero Agrónomo y profesor de la Universidad de La Rioja Vicente Marco Mancebón, especialista en protección vegetal y gestión integrada de plagas, ha analizado los retos que plantea actualmente la sanidad del viñedo desde la perspectiva de la incidencia del cambio climático, así como la problemática que generan los efectos secundarios del empleo de productos fitosanitarios, las restricciones que les afectan y la optimización de su empleo. El programa se ha completado con interesantes propuestas prácticas de gestión para la campaña 2019 a cargo de las empresas del sector de productos fitosanitarios Agro Arce, Basf, Castillo Arnedo, Fitoebro y Garañango.

Inaugurada con gran éxito el pasado 10 de abril "con el objetivo de poner en valor el papel decisivo del trabajo de los viticultores en la calidad final de los vinos y como agradecimiento al mundo vitivinícola de las 5 generaciones que llevan al frente de la bodega las familias Frías y Artacho", afirma la coordinadora de la Escuela, Natalia Olarte, del Dpto. Técnico de Bodegas Riojanas, esta segunda jornada celebrada el 8 de mayo ha completado igualmente el aforo disponible, con más de un centenar de asistentes. Olarte abrió la Jornada agradeciendo a los viticultores su preocupación por mejorar lo más posible su formación y les animó a que confíen en los técnicos para que la viticultura sostenible sea finalmente una realidad en la DOCa Rioja. "El empleo masivo de productos fitosanitarios ha traído consecuencias negativas -aseguró-, por lo que la gestión integrada de plagas es un objetivos fundamental de la viticultura del siglo XXI".

"Se trata de cambiar el modo de actuación propio de la agricultura convencional por otro que contribuya a la puesta en práctica de la 'Viticultura Sostenible', afirmó Vicente Marco, para quien "las plagas están adquiriendo un papel fundamental en el nuevo escenario de cambio climático". Aunque las enfermedades fúngicas tradicionales de la vid (mildiu, oídio y botritis) continúan originando una mayor necesidad de intervención directa mediante tratamientos fungicidas en la DOCa Rioja, señaló que "la mayor inquietud en la viticultura actual deriva del avance de las enfermedades fúngicas de madera de la vid, tanto en plantas adultas como en plantaciones jóvenes, debido a que aún no se han producido grandes avances en el control de estas patologías". Vicente Marco concluyó refiriéndose a las nuevas estrategias de monitorización y actuación frente a plagas y enfermedades de la vid, destacando la importancia de la creación de redes colectivas de alerta e información fitosanitaria y el empleo de modelos que, utilizando nuevas tecnologías, permiten generar información de modo fiable, rápido y económico.

La creación de la Escuela de Viticultores se enmarca en la dinámica innovadora que ha hecho merecedora a la centenaria Bodegas Riojanas del Premio a la Colaboración Universidad-Empresa concedido en 2018 por la Universidad de La Rioja, con la que desarrolla varios proyectos de investigación enológica y vitícola que le permiten estar a la vanguardia de las técnicas vitivinícolas. Las ponencias, debates y actividades prácticas organizadas por la Escuela para dar a conocer los nuevos retos y oportunidades de la viticultura del Siglo XXI y aportar soluciones innovadores a los problemas los viticultores, cuentan con la colaboración de reconocidos especialistas.

 

 

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia y recoger estadísticas. Navegando por él estarás consintiendo su uso.

Acepto las cookies de este sitio. Ver Más