YSIOS: Conexiones singulares, vinos excepcionales

La bodega presenta en Enofusión su filosofía y sus nuevos vinos.

Apuesta por el micro-cultivo para crear vinos excepcionales que muestran la singularidad del terruño de Rioja Alavesa.

Ysios ha elegido Enofusión, Congreso Internacional del Vino, celebrado en el contexto de Madrid Fusión, para compartir su nueva filosofía y sus nuevos vinos a una cuidada selección de sumilleres. La presentación estuvo dirigida por Roberto Vicente, enólogo de la marca, cuyo trabajo se ha centrado en descubrir conexiones singulares para crear vinos excepcionales.

Como eje central de la nueva filosofía de Ysios, destaca la apuesta por el microcultivo y la elaboración del vino en pequeñas partidas para descubrir los secretos que atesora cada terruño y potenciarlos en vinos de gran carácter. El equipo de Ysios trabaja con absoluto respeto por la tradición vitivinícola de su región, aportando una visión vanguardista para superar así los límites de lo convencional.

El resultado de esta filosofía enológica se ha materializado en una nueva gama de vinos, cuyas primeras referencias Ysios Los Prados 2015 e Ysios Grano a Grano 2016 ya han llegado al mercado.

YSIOS LOS PRADOS 2015. Refleja un verdadero sentido del lugar. Elaborado con uvas Tempranillo plantadas en suelos arcilloso-calcáreos, poco profundos y de drenaje natural, a más de 600 metros de altitud. Es un terruño de bajo rendimiento, pero que brinda uvas de alta concentración para concebir vinos de frescor agradable y buena estructura.

YSIOS GRANO A GRANO 2016. Elaborado a partir de uvas Tempranillo cuidadosamente seleccionadas, cosechadas y despalilladas a mano para respetar al máximo la pureza de cada grano. Refleja el trabajo artesanal efectuado desde el viñedo.

Bodegas Valdemar recibe un premio al turismo responsable en FITUR

Bodegas Valdemar ha recibido el segundo premio internacional de Turismo Responsable en un evento que se llevó a cabo en FITUR en colaboración con la Organización Mundial del Turismo.

Únicamente superada por Paradores Nacionales, Bodega Valdemar se ha impuesto en esta edición a un total de 70 aspirantes procedentes de 7 países.

Marisa Alonso, responsable de enoturismo de Valdemar fue la encargada de recoger el premio de manos del presidente de la Confederación de Hoteles, Juan Molas. Tras el evento señaló que “tener un premio de esta relevancia, superando a casi 70 aspirantes de 7 países da un poco de vértigo y también llena de emoción y fuerza para seguir trabajando. El esfuerzo de Valdemar en el enoturimo está siendo acogido de manera especial y eso es algo para sentirnos todos orgullosos”

Esta edición de los premios ha sido convocada por Fundación InterMundial, en colaboración con FITUR, El galardón obtenido por Valdemar reconoce la implicación de las empresas turísticas que trabajan por el desarrollo y activación de un turismo responsable con el medioambiente, la economía y la sociedad local.

Este es el segundo premio internacional que Valdemar recibe en 2019 y se suma a los tres obtenidos en 2018.

Ontañón propone un "Viaje iniciático al vino"

Bodegas Ontañón, pionera del enoturismo ha dado un giro a su oferta de visitas para recuperar, de una forma divertida, “las dosis de espiritualidad que son innatas al mundo del vino”, explica Jesús Arechavaleta, responsable de Enoturismo de la bodega.

La iconografía de dioses y héroes del vino de la cultura clásica que se encuentra en la bodega, “sirve de perfecto punto de partida para la redefinición de espacios, la nueva fragmentación de públicos y el diseño de los distintos tipos de experiencias que a partir de ahora ofrece la bodega. Como muestra, la colosal figura de Gamínedes, el copero de los dioses y primer sumiller de la historia, que recibe desde la fachada del Templo de Ontañón”.

El visitante podrá acceder al Templo del Vino por la nueva recepción, desde donde le dirigirán a los distintos espacios en función de las experiencias que vaya a disfrutar: “las salas de depósitos, barricas (donde el vino descansa vigilado por su Dios, Dioniso) y botellero; el altar, ese lugar sagrado en el que se vela su imagen; o el Wine Bar, La Sacristía, donde tal y como los monjes guardaban sus herramientas para el culto, Ontañón conserva los elementos necesarios para realizar el sagrado ritual de la cata”.

El ‘Viaje iniciático al vino’ es la experiencia más novedosa de la bodega, una actividad pensada para acercarse al vino de una manera estimulante y divertida en la que se ponen a prueba los sentidos para saber recibirlo y apreciarlo.

Las visitas al Templo del Vino se ofrecerán todos los días, incluidos los fines de semana, “para que los curiosos de este culto puedan conocerlo más, tanto a través de los diferentes espacios, como catando los vinos vigilados por dioses y héroes”.

También se ofrecen la ‘Cata 5 vinos, 5 ritos’, ‘Folos el Centauro de Ontañón’, ‘El Consejo de Sabios’ y, la visita más exclusiva, ‘El Origen de Ontañón’. Experiencias, todas ellas, que invitan al visitante a descubrir diferentes tipos de vinos con actividades que sorprenden y fomentan este culto.

Ontañón abrió las puertas de su bodega de Logroño en 1999. Desde sus inicios hizo una apuesta firme por el enoturismo. La Familia Pérez Cuevas mantiene su bodega original en Quel, tipo ermita, sus vanguardistas instalaciones de Aldeanueva de Ebro y ha expandido también su culto a otras denominaciones de origen como Ribera de Duero, Rueda y Navarra.

Bodegas Valdemar, premio internacional a la mejor experiencia innovadora en enoturismo

La española Bodegas Valdemar ha sido galardonada con el premio internacional a la experiencia enoturística ‘Innovative Tourism Experience’, concedido por la publicación especializada Drinks International.

Este galardón de carácter internacional se suma a los obtenidos por la bodega en 2018 que reconocen la labor de Valdemar para facilitar el acercamiento del enoturismo, ha explicado este jueves la compañía en un comunicado.

Valdemar ha creado este año la primera visita inclusiva para personas con discapacidad cognitiva, auditiva, visual, física y orgánica, que se lleva a cabo en las dependencias de su bodega ubicada en Álava.

La propietaria de la bodega, Ana Martínez Bujanda, ha señalado que “un reconocimiento internacional a nuestra labor es algo que nunca esperas”.

“Todo el esfuerzo que estamos haciendo para acercar el mundo del vino al mayor número de personas posibles se ve recompensado por este reconocimiento más allá de nuestras fronteras”, ha apuntado Martínez.

En 2018, la bodega obtuvo el Premio a la mejor “Empresa Comprometida con la Accesibilidad”, entregado por Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Castilla y León; el de “Accesibilidad en enoturismo”, entregado por Asociación Española de Ciudades del Vino; el de “Empresa Social”, de Fundación Mundo Ciudad; y el Premio “Best Of experiencia de Enoturismo”, entregado por Great Wine Capitals.

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia y recoger estadísticas. Navegando por él estarás consintiendo su uso.

Acepto las cookies de este sitio. Ver Más