"El Lago" de Bodegas Riojanas, una explosión frutal que rememora el mundo de sensaciones de las elaboraciones tradicionales

La presentación al mercado de 'El Lago', un tinto 'premium' de maceración carbónica que rememora el mundo de sensaciones de las elaboraciones tradicionales, pone una vez más de manifiesto que el espíritu innovador y de mejora continua que caracteriza a una empresa centenaria como Bodegas Riojanas se complementa a la perfección con el profundo respeto al valioso legado que representa la experiencia y el buen hacer de las familias fundadoras Frías y Artacho, que llevan cinco generaciones al frente de la bodega.

Todo un clásico profundamente enraizado en la tradición riojana, 'El Lago' rinde homenaje a los orígenes viticultores de dichas familias fundadoras, haciendo un alto en esa imprescindible dinámica innovadora por la que Bodegas Riojanas recibió en 2018 el Premio a la Colaboración Universidad-Empresa por parte de la Universidad de La Rioja, con la que desarrolla proyectos de investigación sobre el control de fermentación y seguimiento del envejecimiento del vino, la determinación de la huella sensorial o la producción de uvas con más resveratrol.

El método de elaboración tradicional denominado 'maceración carbónica' consiste en encubar en los lagos los racimos de uva enteros para realizar la fermentación alcohólica que transforma el mosto en vino. Así se elaboraban los vinos hasta que las bodegas introdujeron en el Siglo XIX la técnica de separar los granos del raspón ('despalillado') y así han seguido elaborándose en las pequeñas bodegas de los cosecheros hasta la actualidad. Pisa, repisa, media vuelta, vuelta entera... todo un arte que dominaban los viticultores riojanos. Aun respetando su esencia mediante la recuperación de los antiguos lagares de Bodegas Riojanas, el vino elaborado se beneficia de las técnicas enológicas actuales y mejor equipamiento, que permiten evitar la rusticidad y algunos defectos propios de las elaboraciones en las antiguas cuevas de cosechero.

En definitiva, este nuevo vino tinto joven de maceración carbónica permite disfrutar de una auténtica explosión frutal y de las sensaciones gustativas más primarias de la uva tempranillo, que alcanza su máxima expresión en localidades como Cenicero, el corazón de La Rioja Alta. El cuidado extremo en un proceso de elaboración tan peculiar, así como la selección de la uva, que procede exclusivamente del paraje de Cenicero denominado 'El Plano', con suelo arcillo calcáreo en ligera pendiente, son la clave para obtener un vino tan selecto como 'El Lago', posicionado en la élite de este tipo de vinos.

Notas de cata

De color rojo cereza con tonos violáceos muy definidos, en el intenso aroma afrutado de 'El Lago 2018' predomina el recuerdo a fresas y frambuesas, con tonos de regaliz. Su sabor es fresco y ligero, muy equilibrado, carnoso y persistente. En la mesa combina muy bien con embutidos, quesos, arroces, asados, carnes rojas y platos de caza.

Bodegas Campillo lanza "Campillo rosé", un vino de tendencia con glamour

Este vino completa la familia de rosados en su gama más alta. Dirigido a consumidores abiertos a nuevas tendencias que aprecian vinos versátiles e idóneos para ocasiones especiales.

Bodegas Campillo presenta su nuevo rosado de estilo provenzal, delicado y elegante. Un vino con glamour, versátil y sorprendente con una elaboración muy esmerada. Es un monovarietal de uva garnacha que sorprende por su delicadeza y gran carácter frutal que perdura en el tiempo.

Campillo Rosé procede de los viñedos de nuestra propiedad situados en la Rioja Alavesa y con una selección de las mejores uvas (solo 45.000 litros). Esta Garnacha se recoge antes de alcanzar su punto óptimo de maduración consiguiendo así los mejores aromas a fruta fresca. La uva, que se vendimia durante la noche, entra en la bodega a 10 grados en condiciones inmejorables.

Sangrado directo, elaboración delicada.

Para elaborar este rosado todos los trabajos en bodega se hacen de forma delicada y artesana. La prensa sólo es utilizada como tamiz pues la uva tiene mosto suficiente que se extrae por gravedad para pasarlo a un depósito donde reposará 36 horas. La fermentación está orientada a conseguir un vino con aromas a fruta fresca, matices florales y notas tropicales.
Se realizan varios trasiegos adicionales a baja temperatura -entre 14 y 16 grados- de forma muy sutil dejando las lías finas para conseguir una óptima estabilidad en color y aromas, así como una inmejorable estructura.

Como resultado obtenemos un vino sorprendente, atractivo, de gran frescura, agradable y refinado que en boca tiene una acidez media alta equilibrada con un buen grado alcohólico.

El packaging, va acorde con su contenido. Para su etiquetado se ha escogido un papel perlado de menores dimensiones con la finalidad de dar al vino y en especial a ese color de tonalidad rosado provenzal el protagonismo que merecen. En su frontal lleva un sello de resina transparente y en el cuello una cápsula en tonos dorados que culmina una elegancia global acorde a consumidores que aprecian la calidad.

Elena Larrea Directora de Marketing de Bodegas Campillo comentó: "En los últimos años los vinos rosados han experimentado un crecimiento imparable, en España el consumo ha crecido alrededor de un 20%. El público está apreciando cada vez más este tipo de vinos y Campillo Rosé es nuestra apuesta. Está elaborado con una variedad tan internacional como es la Garnacha y el resultado es espectacular: un vino delicado, floral, suave, elegante y muy fresco, ideal para disfrutar con el buen tiempo".

Faustino I 2009 “Gran Bacchus de Oro” otorgado por la Unión Española de Catadores

Faustino I, el Gran Reserva de 2009 elaborado en las bodegas de la Rioja Alavesa de Bodegas Faustino, ha obtenido el máximo galardón de los Premios Bacchus 2019.

Tan solo 23 vinos de 1.650 referencias han alcanzado los "Gran Bacchus de Oro" organizados por la Unión Española de Catadores (UEC) y reconocidos por la Organización Internacional del Vino (OIV). De ellos 15 son etiquetas españolas y tan solo tres de la D.O. Rioja. También han obtenido este premio cuatro vinos de Jerez, dos de Ribera del Duero y uno de Toro, Rueda, Montilla Moriles, Rias Baixas, Valencia o Ribera de Gállego.

Cata ciega
Un experimentado jurado formado por un comité paritario de 90 profesionales y catadores, entre ellos 6 Masters of Wine, realizaron durante cuatro días una clasificación de los mejores vinos que fueron servidos por sumilleres cualificados siempre con botellas perfectamente tapadas y que solo podían ser identificadas gracias a un código.

Los jueces valoraban los vinos con puntuaciones de 0 a 100 tras una cata sobre fase visual, olfativa y gustativa. De los 1.650 vinos tan solo 23 lograron entrar entre los 92 y 100 puntos que consiguen obtener el Gran Bacchus de Oro.
De estos 23, ocho vinos eran de fuera de España y quince nacionales. Tras las puntuaciones, las fichas, con la incorporación de aspectos técnicos relevantes aportados por los jurados de manera individual, se introducían en un programa informático que determinaba la selección definitiva de las medallas.

4 Bacchus para el Grupo Faustino
Además del mencionado Gran Bacchus de Oro a Faustino I 2009, el Grupo ha conseguido dos oros adicionales para el vino más joven de la bodega de Laguardia "Campillo El Niño 2017" y también para la bodega ubicada en Castilla La Mancha, el Condesa de Leganza Selección de Familia Rosado.

Por último, Bodegas Faustino también ha sido reconocido con un Bacchus de Plata a su Cava Faustino Brut Reserva.

Faustino I Gran Reserva 2009
Vino icónico de la bodega riojana, cuya vendimia, en 2009, estuvo marcada por condiciones climatológicas propicias para vendimiar los distintos tipos de variedades en su momento óptimo de maduración.

Elaborado con una selección de uvas Tempranillo, Graciano y Mazuelo, que le otorgan una estructura elegante y una buena acidez, en nariz es intenso y complejo, con cálidas notas dulces integradas con fruta madura, toques de vainilla, mermelada o canela entre otros.

Beronia reconocida por su compromiso con el Medio Ambiente

La bodega situada en Ollauri ha recibido el Wineries for Climate Protection (WfCP), un certificado que avala su apuesta por un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Beronia Rioja ha logrado el Wineries for Climate Protection, la primera y única certificación específica del panorama vitivinícola español en sostenibilidad medioambiental. Desarrollado por la Federación Española del Vino (FEV), este sello avala el compromiso de lucha contra el cambio climático y la mejora continua en esta materia llevada a cabo por los protagonistas del sector. El último en alcanzarlo ha sido Beronia, una bodega que emplea en la elaboración de sus vinos, desde la tierra hasta la botella, técnicas respetuosas con el medio ambiente.

Beronia Rioja ha llevado a cabo diferentes acciones que han sido decisivas para convertirse en la 20ª bodega de España poseedora de este título. Destacan las de ahorro hídrico, como la reutilización de parte del agua caliente de esterilización que ha permitido una rebaja del consumo de 200.000 litros de agua al año, y las medidas de reducción de emisiones, como la sustitución de botellas por otras de menor peso que ha supuesto una disminución equivalente de 7 toneladas de CO2. En el capítulo de iniciativas que persiguen un menor gasto energético se encuentran la mejora de la automatización del sistema de depuración de aguas, la optimización del funcionamiento de compresores de aire y la progresiva sustitución de la iluminación convencional por luminaria LED, tres iniciativas que han posibilitado una reducción de 140.000 KWH al año, lo que se traduce en un 15% de ahorro en el consumo energético. A estas actuaciones se unen otras de reciclado y gestión de residuos.

 

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia y recoger estadísticas. Navegando por él estarás consintiendo su uso.

Acepto las cookies de este sitio. Ver Más